Desconoce CONAGUA Nayarit Contaminación de Plantas de Tratamiento de Aguas Negras en Bahía de Banderas

*Ante inquietud de un colono de Nuevo Vallarta en relación a la contaminación de aguas negras vertidas en diversos cuerpos de agua del municipio de Bahía de Banderas, la CONAGUA responde con un informe sobre la infraestructura al respecto sin mencionar si efectivamente hay o no contaminación y cómo resolverla…

Por Paty Aguilar

Con fecha 30 de mayo 2017, la subdirección general de agua potable, drenaje y saneamiento, gerencia de potabilización y tratamiento de la CONAGUA, con atención a Zivoli Giovani, colono de Nuevo Vallarta, Bahía de Banderas, Nayarit, quien semanas atrás mediante oficio planteo la problemática de la contaminación que generan algunas plantas de tratamiento de este municipio a diversos cuerpos de agua como son arroyos, ríos y lagunas, al titular de la Dirección General de la CONAGUA, Roberto Ramírez de la Parra, dio respuesta a su inquietud a través del delegado de la CONAGUA de Nayarit, ingeniero, José Trinidad Espinoza Vargas.

De acuerdo a este oficio BOO.4.01. 0018, emitido por esta subdirección, el delegado de la CONAGUA de Nayarit, da cuenta a detalle de la infraestructura con la que cuenta el municipio de Bahía de Banderas, sobre las plantas de tratamiento que se encargan del saneamiento, por lo que hace mención en primera instancia de la mega planta de tratamiento ubicada en la zona aledaña al Arroyo de Las Mesas, el cual, por cierto, está contaminado de aguas negras debido a su estancamiento en dicho cauce que les ha generado problemas a los agricultores del área.

Sobre esta planta, informa que actualmente está tratando el agua residual del 63 por ciento de las comunidades del valle y que dentro de unos tres meses, todas estas poblaciones estarán conectadas a dicha planta, por lo que el cien por ciento de estas aguas negras será tratado en esta planta. Sin embargo, no reconoce que esta planta ha tenido problemas de operación lo que ha generado depositar aguas negras sin tratamiento adecuado, pero además, como se menciona arriba, dichas aguas se quedan estancadas en el cauce que no se desazolva para tal fin.

Además, esta planta trae problemas técnicos de construcción. El tubo del drenaje conductor de aguas negras a la mega planta, escasamente es de 14 a 16 pulgadas, cuando debería ser mínimo de 50 pulgadas de diámetro. Los tramos son muy largos y necesitan plantas modulares de rebombeo. Esto es lo que no sabe CONAGUA FEDERAL y el CEA de Nayarit, o si lo saben, entonces se trata de falta de planeación y revisión de los proyectos precisamente por parte del personal de estos organismos descentralizados y especializados en la materia.

En este sentido, quienes conocen del tema, consideran que efectivamente, las autoridades federales y estatales tienen muy poca o nula visión del problema. Y esto se remonta a tiempo de la administración municipal de Héctor Paniagua “El VII Ayuntamiento, planeó hacer una Mega Planta; dicha planeación fue pésima, modelo copiado del SEAPAL de Puerto Vallarta. Pero la ejecución y la operación fue peor; en primera, la famosa Mega Planta, soluciona solamente una parte del problema del municipio; “el Gran Valle” y algunos centros poblacionales del poniente del mismo; deja afuera a poblaciones costeras que están padeciendo con ese servicio. Esto obedece a que cuando el VII Ayuntamiento planeo esto; había menos de 100 mil habitantes y ahora hay 165 mil y para el 2020 vamos a ser 200 mil. Las planeaciones se quedan “chatas”, a muy corto plazo.”

En este tenor, al próximo X Ayuntamiento de Bahía de Banderas, le hacen una recomendación “Necesita darle una solución integral al problema y no ponerle parches ni curitas al “cáncer” Debe tener un Director del OROMAPAS Capaz y que conozca bien del problema; que no sea un organismo independiente de la administración central y que desaparezcan, los comités independientes para el manejo de agua y drenaje del municipio. Y además, que no sea la caja chica del munícipe.

Esta oficina, señalan, debe de salir de Valle de Banderas e instalarse en un poblado como Bucerías/Mezcales. Y debe contar con dos subdirecciones, una para el manejo del agua potable y otra exclusivamente para el servicio del drenaje y saneamiento de las aguas negras porque este problema necesita una SOLUCIÓN INTEGRAL y no “curitas para el cáncer”.

El X Ayuntamiento debe de sentarse en cada localidad de ” ofertas de aguas negras”; grandes medianos y pequeños productores de dichas aguas y crear un sistema intermunicipal “UNICO”
En relación a las plantas de tratamiento de Sayulita y San Pancho, tampoco reconoce la CONAGUA Nayarit, la mala operación debido a los problemas de rebase de las mismas por el crecimiento en vorágine de la población lo que ha causado tantos daños ambientales por todos conocidos. Es decir, efectivamente, existe toda esa infraestructura para saneamiento que se menciona en dicho oficio, pero no funciona adecuadamente, está rebasado.

Por ejemplo Sayulita está planeado para 3 o 4 mil habitantes; a veces hay casi 20 mil. El caso de San Juan de Abajo en el 2000 se hizo muy mal hecha una laguna de oxidación; había 4 0 5 mil habitantes; hoy hay más de 15 mil.

Como aportación que enriquece este problema latente de contaminación en lugares debidamente focalizados, pero no reconocidos por las autoridades correspondientes, es menester transcribir una nota periodística publicada este lunes 12 de junio 2017 en la revista digital Teorema Ambiental que consigna el periodista, José Luis Martínez, denominada:
Vergonzosa, la falta de registro de lugares contaminados en México: CAM

“En México no existe un registro de todos los lugares contaminados, ya sea suelo o agua, de los que se ha tenido conocimiento y esto incumple con la regulación internacional. Además hay una falta de interés de las autoridades y los particulares por recopilar esta información, explicó a Teorema Ambiental el ingeniero Hugo Mujica, director de Operaciones, Industria y Sitios Contaminados de Corporación Ambiental de México (CAM).

“La gente no conoce ni está consciente qué son y cómo se hacen los trabajos de remediación de espacios contaminados, al grado de consultarnos así: ‘No sé si tengo un problema de contaminación’ ‘¿Qué hago?’ ‘¿Existe la legislación en México?’ ‘¿Quién lo regula?’ ‘¿Estoy obligado a analizarlo?’. Entonces si la gente responsable de esos temas en las empresas y otras entidades no lo conoce, la sociedad en general no está consciente”, lamentó.

“De hecho hoy no sabemos cuántos sitios contaminados hay, porque no hay un registro de ellos, aun cuando la práctica internacional dice: detectas un sitio contaminado y lo registras como si fuera un coche o una propiedad y así puedes ver el avance que ha tenido la sociedad para mejorar estos daños que el hombre ha provocado, cómo los ha ido resolviendo y cuánta gente has beneficiado.”

Hasta aquí, parte de esta interesante entrevista, que nos da cuenta del grave problema que tenemos sobre este tema donde claramente vemos que existe desinterés por parte de los funcionarios de estos organismos para detectar en campo, reconocer y dar seguimiento al foco de contaminación de suelo y agua en el territorio mexicano hasta que se resuelva.

Share
Bitnami