Dos sonorenses cumplen 10 días en ayuno por altas tarifas de CFE

*Dos mujeres cumplieron ayer 10 días en huelga de hambre en San Luis Río Colorado, Sonora, en demanda de que las autoridades estatales aumenten…

jornada.unam.mx

Dos mujeres cumplieron ayer 10 días en huelga de hambre en San Luis Río Colorado, Sonora, en demanda de que las autoridades estatales aumenten el subsidio a la energía eléctrica, porque “las tarifas son exageradamente altas.

Con el sueldo que uno recibe, cuando llega el recibo de la luz tienes que dejar de comprar algunas cosas importantes o incluso pedir prestado, afirmó Marisela Barbosa, quien ayuna junto con Teresa Gómez frente al palacio municipal.

Tener energía eléctrica a precio justo es indispensable para los habitantes de San Luis Río Colorado –explicó la manifestante– porque es la ciudad más calurosa del país, junto con Mexicali, Baja California: la temperatura en verano llega a más de 50 grados centígrados.

Pese a ello, los subsidios a la energía eléctrica son insuficientes. A veces dudas que lo que te cobran sea lo que gastaste, pero si (la Comisión Federal de Electricidad, CFE) dice que fueron 3 mil o 5 mil pesos, tienes que pagar porque ellos mandan, denunció Barbosa.

Usuarios han realizado marchas de protesta y recolectado firmas para solicitar a las autoridades de Sonora que aumenten el subsidio, pero no han recibido respuesta favorable.

No nos hacen caso porque no se han unido más ciudadanos. La huelga de hambre es casi el último recurso, y estamos impactadas porque las autoridades no nos hacen caso. Esto vale para ellos la vida de dos personas, lamentó.

Agregó que el presidente municipal, el panista José Enrique Reina Lizárraga, sólo se acercó a ellas para tratar de convencerlas de levantar su protesta y les sugirió conseguir otro empleo para pagar la electricidad.

Si agarro otro trabajo, ¿a qué hora voy a ver a mi hijo? No voy a sacrificar mi vida para que la gente del gobierno viva bien, cuando ellos tienen muchas salidas de dinero, comentó.

De acuerdo con Barbosa, Teresa Gómez ya resintió el ayuno, puesto que es diabética.

Lo único que pedimos es que (las autoridades) ya no abusen de esta manera tan despiadada de los ciudadanos, finalizó.

Share
Bitnami